Chrysler, la automotriz conocida por el emblema de la penta-estrella pertenece a los “Tres Grandes de Detroit”, la cual durante las recientes décadas ha pasado por diferentes administraciones y reestructuraciones. El último gran cambio sufrido por Chrysler fue la declaración de banca rota del año 2009 producto de la crisis financiera que afectó a Estados Unidos y a gran parte del mundo.

Desde entonces que Chrysler pertenece al grupo italiano Fiat, marca que ha invertido en la alicaída estadounidense con el propósito de realizar un re-posicionamiento no solo en EE.UU. sino que en Europa a través de la red de distribución existente de la italiana. Es por esto que durante los últimos años hemos visto modelos Fiat comercializándose en EE.UU. y Chrysler en Europa con el emblema Fiat.